miércoles, 2 de septiembre de 2015

SALMÓN CON NARANJA


ESCALOPINES DE SALMÓN CON SALSA DE NARANJA






INGREDIENTES:

  • 8 escalopines de salmón.
  • 1 cebolleta.
  • ½ vaso de vinos blanco.
  • Zumo de dos naranjas.
  • 20ml nata para cocinar.
  • Sal.
  • Pimienta molida.
  • Aceite de oliva.
  • Perejil picado.

REALIZACIÓN:

Pedir al pescadero que de un lomo de salmón os prepare unos escalopines, también en algunas grandes superficies tienen unas bandejas preparadas, limpios y sin espinas.
En una cacerola grande y baja hacer vuelta y vuelta los escalopines salpimentados con un poco de aceite, no hacerlos demasiado solo que cojan un poco de color dorado, puesto que si lo pasáis mucho el pescado queda muy seco.

Una vez echo reservar, en la grasa que queda pochamos la cebolleta picada en trozos pequeños con un poco de sal. Cuando empiece a coger color, sin que se queme, echamos el vino blanco, dejamos que reduzca un poco el alcohol, echamos el zumo de naranja y la nata, movemos bien para que se integren los líquidos y metemos el pescado. Dejamos cocinar a fuego medio moviendo de vez en cuando unos 8 minutos hasta que la salsa espese un poco, rectificamos de sal, espolvoreamos un poco de perejil picado y listo un rico y fácil plato de pescado.

domingo, 30 de agosto de 2015

LUBINA CONFITADA

LOMO DE LUBINA CONFITADO CON CEBOLLA CARAMELIZADA Y CRUJIENTE DE QUESO





INGREDIENTES:

  • 2 lubinas.
  • 1 kilo de cebolla.
  • 4 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel.
  • Pimienta en grano.
  • 100 gramos de queso rallado.
  • 1 cuchada de orégano.
  • Sal.
  • Aceite de oliva

REALIZACIÓN:

Confitar consiste en sumergir un alimento (carnes, pescados o verduras) en una grasa (aceite de oliva, mantequilla, grasa de cerdo o de pato, etc) y cocinarla a baja temperatura, entre 50º o 80º dependiendo del alimento. Con esto conseguimos que quede jugoso y tierno.
Lo mas importante es vigilar bien la temperatura para que no suba y humee, porque si no lo que haremos será freírlo y eso no es el propósito de esta receta.


Esta receta es un poco laboriosa pero nada complicada de hacer.

Lo primero es preparar la cebolla caramelizada. Para ello pelamos y cortamos las cebollas en tiras finas. Ponemos una cacerola al fuego con unas dos cucharadas de aceite y pochamos las cebollas con un poco de sal  sin parar de moverlas de vez en cuando hasta que cojan un bonito color dorado y estén caramelizadas. En este proceso puedes echarle una cucharada de azúcar para que nos ayude a que se caramelicen antes.
Una vez este hecho, ponlas en un colador para que se quite el exceso de aceite y solo nos quede la cebolla dulce y jugosa.

Para preparar el crujiente de queso, precalienta el horno a 200º, pon en la bandeja papel de hornear y reparte el queso rallado en varios montoncitos finos, sepáralos unos de otros para que no se nos peguen entre si. Puedes utilizar el queso que mas te guste o mejor utilizar una mezcla de varios.
Espolvorea un poco de orégano encima de cada montoncito de queso y mete la bandeja en el horno unos cinco minutos o hasta que estén doraditos pero no quemados. Cuando estén hechos sácalos y déjalos enfriar. Si quieres darles forma, una vez sacados del horno y estando calientes puedes darle forma curva con la ayuda de un vaso.

Pedimos a nuestro pescadero que nos limpie el pescado y nos saque los lomos, los cuales partiremos en trozos más pequeños. De cada lomo te saldrán entre tres y cuatro lomitos dependiendo del tamaño de la lubina. Intentaremos quitarle todas las espinas que tengan para que al comer sea un bocado delicado y no tengamos el fastidio de encontrar ninguna.
En una cacerola grande y no demasiado alta ponemos los lomos de lubina con la piel hacia abajo, los dientes de ajo pelados, unos granos de pimienta, las hojas de laurel y el suficiente aceite de oliva para que nos cubra bien el pescado. No le ponemos nada de sal, esta se la echaremos al pescado cuando montemos el plato.
Ponemos la cacerola al fuego, temperatura baja y dejamos hacer despacito unos 15 minutos más o menos. Recuerda que es importante vigilar que no cueza muy fuerte ni que humee el aceite, sino se fríe y no se confita.
Cuando veas que la carne del pescado esta blanca y se separa con facilidad de la piel lo puedes retirar porque ya esta echo. Sácalos a una bandeja con papel absorbente para que absorban el exceso de grasa y podemos montar el plato.
Ponemos una cama de cebolla caramelizada, encima dos lomitos de lubina, salamos el pescado, ponemos un trozo de crujiente de queso y regamos el pescado con un poquito de aceite de confitar.
Listo un estupendo plato de pescado rico y sabroso.

sábado, 29 de agosto de 2015

BROCHETAS DE SOLOMILLO

BROCHETAS DE SOLOMILLO





INGREDIENTES:

  • 1 solomillo de cerdo.
  • 1 pimiento rojo.
  • 20 tomatitos cherry.
  • 300 gramos de champiñón.
  • 1 cucharadita de pimentón dulce.
  • 1 cucharadita de tomillo.
  • 1 cucharadita de orégano.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 hoja de laurel.
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.
  • Aceite de oliva.
  • 1 paquete de pinchos de brochetas.

REALIZACIÓN:

Partimos el solomillo en trozos y los ponemos en un bol. En un mortero echamos el orégano, el tomillo, el pimentón (si lo deseas puedes mezclar mitad de pimentón dulce con mitad de pimentón picante, les darán una chispa a las brochetas), el diente de ajo picado, la hoja de laurel partida en trozos, un puñado de sal, un poco de pimienta negra y un buen chorro de aceite. Mezclamos bien para que se junte todo y lo echamos encima de la carne. Movemos los trozos de solomillo para que se mojen bien con el aliño, tapamos el bol y lo dejamos macerar como poco unas dos horas en la nevera.
A la hora de preparar las brochetas, partimos los champis si es que son grandes en cuatro trozos, sin son pequeños los dejamos así. Partimos el pimiento en trozos y limpiamos los tomatitos.
Las montamos intercalando la carne con trozos de champiñón, tomatitos y pimiento. Ponemos una plancha o una sartén grande al fuego y cuando este bien caliente vamos haciendo las brochetas dándoles la vuelta para que se hagan por todos los lados, el tiempo dependerá de cómo te guste el punto de la carne. Para que la verdura coja más sabor échales un poco del aceite de macerar la carne por encima.

Un consejo, para que no se te quemen los pinchos de madera de las brochetas, una media hora antes de montarlas tenlas sumergidas en agua, con esto consigues que no se quemen.

domingo, 2 de agosto de 2015

Pollo al chilidrón

POLLO AL CHILINDRÓN




INGREDIENTES:

  • 1 pollo troceado.
  • 4 tomates maduros.
  • 1 cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 hojas de laurel.
  • 1 pimiento rojo.
  • 3 pimientos verdes.
  • 200 gramos de jamón serrano en taquitos.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.
REALIZACIÓN:

Pelamos y picamos los tomates, la cebolla la cortamos en juliana, los pimientos en trozos no muy grandes y los dientes de ajo en laminas. Reservamos.
Una vez limpio y troceado el pollo lo salpimentamos y en una cacerola grande y con abundante aceite lo freímos hasta que este dorado por fuera pero no echo del todo por dentro, ya que se terminara de hacer con la salsa. Lo sacamos a una fuente y reservamos.
En la misma cacerola retiramos el exceso de aceite dejando unas dos o tres cucharadas, suficiente para pochar la verdura.

Pochamos primero la cebolla con los dientes de ajo y las hojas de laurel, dejamos hacer hasta que la cebolla este transparente, metemos los pimientos y lo dejamos hacer todo unos minutos sin parar de mover. 
Una vez los pimientos empiecen a estar, incorporamos el tomate, movemos para que se mezclen bien, echamos un poco de sal, no mucha ya que el jamón puede que suelte algo de sal y nos puede estropear el plato. Una vez empiece a coger fuerza el sofrito incorporamos el jamón, el pollo y el vaso de vino, mezclamos bien y cuando empiece a cocer con fuerza bajamos el fuego y dejamos que se haga a fuego lento unos 40 o 45 minutos, hasta que la carne del pollo este tierna, probamos la salsa para ver si se tiene que rectificar de sal y listo un rico pollo al chilindrón sabroso sabroso.

domingo, 14 de junio de 2015

LUBINA SALVAJE RELLENA

LUBINA SALVAJE RELLENA DE BACON, PIQUILLOS Y QUESO




INGREDIENTES:

  • 2 lubinas grande (salen dos raciones de cada lubina).
  • 4 patatas.
  • 1 cebolla.
  • 4 tomates medianos.
  • ½ copa de vino blanco.
  • 8 pimientos del piquillo.
  • 8 lonchas de bacon.
  • 3 lonchas de queso.
  • 1 diente de ajo.
  • 4 hebras de azafrán.
  • 1 cucharada de tomillo.
  • Sal.
  • Pimienta molida.
  • Aceite de oliva.

REALIZACIÓN:

Pedimos a nuestro pescadero que nos limpie las lubinas y nos las abra en forma de libro.
Limpiamos las patatas, las pelamos y las cortamos en lonchas no muy finas. Picamos la cebolla en juliana y reservamos.
En una fuente de horno, ponemos las patatas y la cebolla, salpimentamos, echamos un chorro de aceite, un poco de tomillo y movemos bien con las manos para que se impregnen bien. Lavamos los tomates, les hacemos un pequeño corte en cruz en la parte superior y los juntamos con las patatas. Regamos todo por encima con la copa de vino.
Calentamos el horno a 190º y metemos la fuente unos 30 o 35 minutos para que se vayan haciendo las patatas.
En un vaso mezclador echamos el diente de ajo pelado y partido en varios trozos, un buen chorro de aceite de oliva, un pellizco de sal y las hebras de azafrán. Lo trituramos todo junto con la batidora hasta tener un aceite de ajo y azafrán. Reservamos.
Limpiamos bien el pescado y lo secamos.
Salpimentamos por dentro y con la ayuda de una brocha de silicona untamos un poco de aceite de ajo que teníamos preparado. Después vamos colocando una capa de bacon, otra de pimientos, otra de queso y por ultimo otra de bacon. Cerramos las lubinas y esperamos a que pase el tiempo de las patatas.
Unas vez pasado los 30 minutos, sacamos la bandeja del horno, ponemos el pescado encima de las patatas y untamos bien toda la piel con el aceite de ajo. Volvemos a meter la bandeja al horno, subimos la temperatura a 200º y las tenemos  unos 15 minutos. Este tiempo es relativo puesto que variara dependiendo de lo grande que sean las piezas de pescado. Estará en su punto cuando veáis que la piel se puede desprender fácilmente de la carne, en ese momento estará hecho.
No dejéis que el pescado se haga demasiado pues quedaría seco y no se podría apreciar bien el sabor tan rico de la carne de la lubina salvaje.
Servimos las raciones acompañadas de las patatas y del tomate asado, regándolo por encima con el jugo que nos queda en el fondo de la fuente.

Y listo, un estupendo plato de pescado con mucho sabor.

MINI HAMBURGUESAS

MINI HAMBURGUESA DE TERNERA CON KETCHUP




INGREDIENTES:

  • 300 gramos de carne de ternera picada.
  • 9 panecillos de mini hamburguesas.
  • 3 cucharadas de cebolla frita.
  • 9 rodajas de tomate cortadas finas.
  • 9 lascas de queso Manchego.
  • Un puñado de hojas de rúcula.
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.
  • 1 cucharada de perejil fresco picado.
  • Aceite de oliva.
  • Ketchup

REALIZACIÓN:

En un boll mezclamos la carne picada, un poco de sal, pimienta, perejil picado, la cebolla frita y un buen chorro de Ketchup. Amasamos bien con las manos para que todo se mezcle bien y dejamos reposar unos 30 minutos.
Vamos haciendo unas bolas de carne y las aplastamos para darle la forma de hamburguesas de unos dos centímetros de grosor. Con esta cantidad de carne me han salido nueve piezas.
En una sartén al fuego echamos un chorreon de aceite, que cubra el fondo. Cuando este bien caliente ponemos la carne y la hacemos unos dos o tres minutos por cada lado. El tiempo depende de cómo te guste de hecha las hamburguesas, te recomiendo que no las hagas mucho y que las dejes tostadas por fuera y jugosas por dentro.
Cuando les des la vuelta a la carne pon encima de las hamburguesas unas lascas de queso, el que mas te guste, yo en este caso le puse un Manchego semicurado. Con el calor de la carne el queso se fundirá y quedara muy rico.
Aliña con un poco de aceite y sal la rúcula y corta los panecillos por la mitad.
Para montar las hamburguesas pon primero un poco de rúcula, una rodaja de tomate, la carne con el queso y termina con un chorro de Ketchup.

Estupendas mini hamburguesas de carne con el toque de la cebolla frita en su interior, ideal para picoteo de una cena informal con amigos y unas cervezas.

domingo, 7 de junio de 2015

ALBÓNDIGAS DE TERNERA CON PATE




INGREDIENTES:

  • 1/5 Kilo de carne de ternera picada
  • 1,5 Kilos de tomates maduros
  • 1 Cebolla
  • 2 Dientes de ajo
  • 1 Pimiento vede
  • 1 Cucharada de perejil fresco picado
  • 1 Cucharadita de orégano
  • 1 Cucharadita de ajo molido
  • 1 Pizca de pimienta negra molida
  • 1 Lata pequeña de paté
  • 1 Cucharada de azúcar
  • Harina
  • Sal
  • Aceite de oliva

REALIZACIÓN:

En un bol grande echamos la carne picada y la condimentamos con la cucharada de perejil picado, la cucharadita de ajo molido, un poco de sal, pimienta negra y la lata de paté. Mezclamos bien todos los ingredientes con las manos y dejamos reposar un poco para que la carne tome los sabores de todos los ingredientes.

Cortamos la cebolla y el pimiento en trozos pequeños. Pelamos los tomates, los partimos en trozos y picamos los dientes de ajo
En una cacerola calentamos unas tres cucharadas de aceite y pochamos la cebolla, el ajo y el pimiento. Cuando este bien pochado incorporamos los tomates, el azúcar y salpimentamos. Dejamos hacer a fuego suave unos cuarenta minutos moviendo el tomate para que no se nos pegue.

Mientras que se nos hace el tomate, importante que se haga a fuego lento para que nos quede una estupenda salsa, vamos formando las albóndigas. Unas vez echas todas las bolas las pasamos por un poco de harina y las freímos ligeramente en una sartén con un poco de aceite. No se tienen que hacer mucho, solo sellarlas por fuera para  que la carne no pierda sus jugos. Las sacamos a un plato con papel de cocina para quitarle el resto de la grasa y las reservamos calientes.

Una vez echo el tomate lo trituramos y los pasamos por un colador para que nos quede una salsa fina, incorporar las albóndigas y dejamos que cueza todo junto unos 15 minutos moviendo la cazuela de vez en cuando, espolvorear un poco de perejil picado por encima y listo un plato rico y contundente.

Lo podemos acompañar de unas patatas fritas, un poco de puré de patata con mantequilla o como yo en este caso de un poco de arroz blanco salteado.