miércoles, 24 de agosto de 2016

POLLO AL WHISKY

POLLO AL WHISKY


Esta receta desde que la probé estas vacaciones en casa de mi prima Katy, no paro de hacerla. Parece mentira que juntando dos alcoholes un poco potentes de cómo resultado una salsa tan sabrosa y nada fuerte. Un no parar de mojar pan en la salsa.





INGREDIENTES:

  • Un pollo entero troceado.
  • Dos cebolletas o cebollas.
  • Cinco dientes de ajo.
  • Dos hojas de laurel.
  • Ocho granos de pimienta negra.
  • Un vaso de vino montilla moriles (unos 225 ml).
  • Un  vaso de whisky (unos 225 ml).
  • Sal.
  • Aceite de oliva.

REALIZACIÓN:

Sazonamos los trozos de pollo y los ponemos en una fuente con la cebolla partida en juliana, los dientes de ajo, la pimienta, el laurel, el vaso de vino y el de whisky.
Puedes usar el vino que mas te guste, yo después de probar con varios, el que mas me gusta es el que venden en ciertos supermercados como VINO PARA COCINAR, en este caso es un montilla moriles. Os aseguro que deja una salsa esta mezcla muy rica y sabrosa.
Tapamos la fuente con papel film y lo dejamos en la nevera como poco unas tres horas, lo mejor es dejarlo toda la noche macerando para que el pollo coja todo el sabor.

Una vez pasado el tiempo, sacamos los trozos de pollo, los secamos un poco con papel de cocina para que no tengan tanto liquido. Separamos los demás ingredientes del líquido y reservamos los dos.
En una cacerola grande ponemos aceite de oliva a calentar y freímos los trozos de pollo hasta que esten doraditos. Una vez dorados echamos la cebolla, los ajos y demás ingredientes que teníamos en la maceración. Rehogamos bien todo hasta que la cebolla empiece a ponerse transparente, cuidado de que no se queme. Si al terminar de freír el pollo vemos que tenemos demasiado aceite, retira un poco dejando lo suficiente para pochar las cebollas.
Una vez este todo rehogado, echa todo con el líquido de la maceración. Mueve bien para que se mezcle todo y pierda el alcohol, tapa la cacerola y deja cocer a fuego medio unos veinte minutos.

Rectifica de sal si hace falta y listo un rico pollo en salsa que te sorprenderá por su sabor.

martes, 23 de agosto de 2016

CARPACCIO DE CALABACÍN

CARPACCIO DE CALABACÍN

Una rica y fresca manera de comer calabacín. Esta receta me la enseño mi prima Katy este verano, es fácil de hacer y vale tanto como aperitivo para compartir como entrante en forma de ensalada.




INGREDIENTES:

  • 1 calabacín.
  • 1 limón.
  • 25 gramos de queso parmesano.
  • Sal.
  • Pimienta molida.
  • Aceite de oliva.

REALIZACIÓN:

Lava muy bien el calabacín y sécalo. Córtales los extremos y con la ayuda de una mandolina o con un cuchillo bien afilado córtalo en rodaja lo mas finas posibles.
Colocas las lonchas en un plato sin que se monten demasiado una encima de las otras, échales sal, pimienta recién molida, un buen chorro de aceite de oliva y un poco de zumo de limón. Déjalo reposar en la nevera un rato para que el calabacín tome el sabor del aliño y este fresco.
En el momento de servir échale por encima una buena cantidad de queso parmesano rallado y listo un rico aperitivo muy refrescante para compartir con los amigos o la familia.


Otra opción es sustituir el queso por un poco de bacalao salado cortado en trozos muy pequeños. El proceso es el mismo solo que no se le tiene que echar sal puesto que el bacalao aporta todo el sabor y la fuerza de de la sal.




También puedes cortar el calabacín con un pelador y hacer tiras en lugar de rodajas, de una manera o de otra saldrá muy bueno.

domingo, 26 de junio de 2016

SALMÓN ENCEBOLLADO

SALMÓN ENCEBOLLADO

Plato fácil y sabroso de realizar, se hace en poco tiempo, pero menos se necesita para dejar el plato limpio.



INGREDIENTES:

  • 700 gramos de salmón.
  • 3 cebollas grandes.
  • 1 diente de ajo.
  • Unas hebras de azafrán.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.
  • Aceite de oliva.
REALIZACIÓN:

Pelamos y cortamos las cebollas en juliana.
En una cacerola con tres cucharadas de aceite pochamos las cebollas lentamente con una pizca de sal, teniendo cuidado de que no se nos queme.
Mientras que la cebolla se pocha, limpiamos el salmón de piel y espinas, lo cortamos en trozos de unos dos o tres centímetros, salpimentamos y reservamos.
Una vez echa la cebolla, tiene que estar ligeramente caramelizada pero no demasiado, incorporamos el salmón, lo rehogamos unos segundos y le incorporamos el vino y las hebras de azafrán un poco molidas con los dedos, subimos el fuego, movemos bien la cacerola y dejamos cocer destapado unos cinco minutos para que el alcohol desaparezca. Rectificamos de sal si hace falta y dejamos la cazuela tapada y fuera del fuego que repose un poco para que se termine de hacer el pescado. El salmón es un pescado que no se tiene que hacer demasiado porque si no se queda seco y pierde toda su gracia.

Otra opción es hacer los filetes o rodajas de salmón a la plancha y poner la cebolla caramelizada como acompañamiento, también queda muy rico y sano.

CANELONES DE PESCADO

CANELONES DE RODABALLO

Una manera rica y sabrosa para que los niños coman pescado, se puede hacer con otro tipo de pescado, pero con rodaballo, que el sabor es bastante suave seguro que os gustara.





REALIZACIÓN:
  • 12 placas de canelones.
  • 1 cebolleta pequeña.
  • ½ pimiento rojo.
  • 1 zanahoria.
  • 1 tomate.
  • 250 gramos de filetes de rodaballo.
  • 1 vasito de caldo de pescado.
  • 4 cucharadas de tomate frito.
  • ½ copa de vino blanco.
  • 500ml. de leche.
  • 50 gramos de mantequilla.
  • 40 gramos de harina.
  • 150 gramos de queso rallado.
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado.
  • Nuez moscada.
  • Aceite de oliva.

REALIZACIÓN:
Pelamos la zanahoria, el tomate y la cebolleta.
Picamos todas las verduras y el pescado en trozos lo mas pequeño posible (en  brunoise).
En una cacerola baja o en una sartén, ponemos unas tres cucharadas de aceite de oliva y pochamos todas las verduras con un poco de sal y de pimienta negra molida a fuego no muy fuerte. Cuando veamos que las verduras se están caramelizando regamos con un chorrito de vino blanco para evitar que se nos quemen y recuperar toda la sustancia que esta pegada en el fondo de la cazuela.
Una vez este echo el sofrito, cuanto más lento y más tiempo este haciéndose más sabroso estará. Incorporamos el pescado salpimentado, le damos unas vueltas, lo mojamos con un poco de caldo, no demasiado que no tiene que quedar caldoso, el tomate frito y un poco de perejil fresco picado. Dejamos cocinar unos minutos para que ligue todo y que la salsa espese. No hacerlo demasiado ya que el pescado se hace muy rápido al estar picado en trozos pequeños. Reservar y dejar enfriar.
Una vez echo el relleno, hacemos la bechamel de la manera tradicional.
Ponemos la leche a calentar en un cazo o en el microondas, como mejor te venga.
En otro cazo ponemos la mantequilla y cuando este liquida, cuidado de que no se queme, echamos la harina. La cocinamos un poco sin dejar de mover con unas varillas para que pierda el sabor a crudo, una vez hecho esto vamos echando la leche poco a poco, sin dejar de mover para que no salgan grumos y veremos como va espesando. Cuando este en el punto que nos gusta (no dejarla demasiado espesa, puesto que al enfriar esta salsa espesa bastante) la sazonamos con una pizca de sal y un poco de nuez moscada molida. Probamos el punto de sabor y reservamos.

Cocemos la pasta como indique el fabricante.
Ponemos un poco de relleno en el centro de cada pasta y la enrollamos para formar los canelones. Los vamos colocando en una bandeja de horno, untada con un poco de aceite en el fondo para evitar que se nos peguen. Cubrimos con la salsa bechamel y el queso rallado por encima. Puedes usar el queso que mas te guste, yo en este caso use un trozo de queso manchego que tenia en la nevera, pero puedes usar las bolsas preparadas que venden en los super.
Metemos la bandeja al horno precalentado a 180º unos 15 minutos, luego ponlos a gratinar unos 5 minutos más para que se dore el queso y quede una capa crujiente.

Y listo unos ricos canelones de pescado que seguro que os gustaran mucho.

domingo, 27 de marzo de 2016

POTAJE DE GARBANZOS,BACALAO Y ESPINACAS

POTAJE DE GARBANZOS CON ESPINACAS Y BACALAO




INGREDIENTES:

  • 600 de garbanzos cocidos.
  • 250 gramos de bacalao desalado.
  • 200 gramos de hojas de espinacas frescas.
  • 1 cebolla.
  • 2 zanahorias.
  • 2 tomates maduros.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 hoja de laurel.
  • 2 huevos cocidos.
  • 1 cucharadita de pimentón dulce.
  • 1 cucharadita de cominos.
  • 1 litro de caldo de pescado.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
REALIZACIÓN:

Para desalar el bacalao, se tiene que poner en un recipiente con abundante agua fría en la nevera unas 48 horas cambiando el agua cada 6 u 8 horas. O podéis comprar bacalao desalado, que sale muy bueno y ahorramos tiempo.

Para esta receta puedes usar garbanzos cocidos de bote o cocerlos tu mismo, todo depende del tiempo de que dispongas para cocinar. Si decides cocerlos recuerda que se tienen que poner en remojo los garbanzos unas 12 horas antes. Una vez pasado este tiempo, escúrrelos y ponlos en una olla grande cubiertos de agua, échales sal, una cebolla, una hola de laurel y déjalos cocer unos 45 minutos si es olla express o cerca de dos horas si es olla normal. El tiempo dependerá del tipo de garbanzo utilizado.
Si los garbanzos son de bote, escúrrelos bien y lávalos con agua fría para quitar ese liquido espeso que los conserva.

Cuece los huevos en agua con un poco de sal durante 10 minutos. Refresca, pélalos, pícalos y reserva.
Pela las zanahorias, la cebolla y los dientes de ajo. Córtalos en trozos pequeños.
Ralla los tomates y reserva.
En una cacerola, pon tres o cuatro cucharadas de aceite, pocha la cebolla y un diente de ajo con una pizca de sal. Cuando la cebolla empiece a ponerse transparente echa la zanahoria y deja cocinar unos minutos. Por último incorpora el tomate y deja hacer hasta que se haga y pierda toda el agua.
Una vez este el sofrito echa la cucharadita de pimentón, mueve muy bien para que no se queme, mete los garbanzos escurrido, la hoja de laurel y cúbrelos con el caldo de pescado. Del litro te sobrara un poco, no eches demasiado caldo solo cubrir.
En el mortero machaca el otro ajo y los cominos con un poquito del caldo, échalo a la cazuela y deja cocer a fuego fuerte unos 10 minutos.

Pasado este tiempo incorpora las hojas de espinacas, mueve bien para que se mezclen, deja cocinar otros 5 minutos más y por ultimo echa los trozos de bacalao. Mueve bien la cacerola, mejor con movimientos circulares cogiendo de las asas que metiendo una cuchara. Con esto evitamos que se nos rompa el pescado. Deja cocinar otros 5 u 8 minutos, el bacalao se hace enseguida, rectifica de sal por si le hace falta (cuidado con ella, que el bacalao aunque este desalado siempre suelta algo de sal). Por ultimo, una vez echo, incorpora los huevos picados, dales unos meneos a la cacerola para que ligue todo y deja reposar unos minutos antes de servir.

domingo, 20 de marzo de 2016

FILETES DE TRUCHA EN ESCABECHE

FILETES DE TRUCHA EN ESCABECHE


Esta receta esta basada en una de Karlos Arguiñano, pero cambiando alguno ingredientes. Podéis usar cualquier tipo de pescado y cambiar las verduras por otras que os gusten más.





INGREDIENTES:

  • 2 truchas en filetes.
  • 1 cebolla.
  • 2 puerros.
  • 1 calabacín.
  • 2 zanahorias.
  • 12 champiñones.
  • 6 dientes de ajo.
  •  12 tomatitos cherry.
  • 1 hoja de laurel.
  • 10 granos de pimienta negra.
  • 150 ml vinagre de vino.
  • 150 ml vino blanco.
  • 250 ml aceite de oliva.
  • Sal.

REALIZACIÓN:

Pide a tu pescadero que te saque los lomos de trucha limpios de espinas. En casa revisa y quita todas las espinas que pueda tener el pescado para que al comer no tengamos la molestia de encontrar ninguna. Reserva.
En un cazo con agua hirviendo, escalda los tomates unos 2 minutos, sácalos a un bol con agua fría para refrescar y pélalos. Resérvalos.
Pela los ajos, la cebolla, las zanahorias y los puerros. Limpia los champiñones.
Corta la cebolla en rodajas grandes, el puerro en dos o tres trozos, dependiendo del tamaño, los champiñones en cuartos, las zanahorias en rodajitas y el calabacín en tiras gruesas (no peles el calabacín, quedara mucho más terso y rico).
Pon una cacerola grande al fuego con tres o cuatro cucharadas de aceite y rehoga todas las verduras unos cinco minutos a fuego medio. Sazona y  echa a la cazuela los granos de pimienta, la hoja de laurel, el vino, el vinagre y el resto de l aceite de oliva. Deja cocinar todo junto con la cazuela tapada unos 15 minutos a fuego medio.
Pasado este tiempo, salpimienta los lomos de trucha, córtalos por la mitad y échalos a la cazuela. Deja cocinar todo junto unos cinco o seis minutos más. Mueve la cazuela suavemente para que ligue bien los sabores y no te pases en la cocción del pescado para que quede sabroso.
Retira del fuego, echa los tomates cherry pelados y deja reposar unas horas o mejor de un día para otro. Con esto conseguirás que el pescado coja todo el sabor del escabeche y estará más rico.

Listo un rico y sano plato de pescado en escabeche con verduritas, que no veas lo ricas que están. 

FIDEOS CON SOLOMILLO Y POLLO

FIDEOS CON SOLOMILLO Y POLLO

Rico plato de fideos que prepare para la comida del domingo aprovechando unos filetes de pollo y unas puntas de solomillo que tenía en el congelador. Rico, sabroso y nada caro.




INGREDIENTES:

  • 2 filetes de pechuga de pollo (cortadas un poco gruesas).
  • 200 gramos de puntas de solomillo.
  • ½ pimiento rojo.
  • 1 cebolleta.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 tomate grande maduro.
  • 250 gramos de fideos del número 5.
  • 100 gramos de setas o champiñón.
  • 1 litro de caldo de pollo.
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.
  • Aceite de oliva.
  • Azafrán en polvo.
  • Tomillo.
  • Perejil fresco picado.

REALIZACIÓN:

Cortamos los filetes de pollo y las puntas de solomillo en dados, salpimentamos y le echamos una cucharadita de tomillo. Reservamos.
Pelamos los dientes de ajo y la cebolleta. Picamos los ajos, la cebolleta y el pimiento en cuadraditos o lo que es lo mismo en brunoise.
Pelamos el tomate y lo picamos muy fino, dejándolo sobre un colador para que suelte toda el agua y nos quede solo la pulpa (este paso no es necesario, si queréis podéis añadir todo el tomate picado sin quitarle el agua).
En una cacerola ponemos al fuego unas tres cucharadas de aceite, cuando este bien caliente echamos la carne salpimentada y la hacemos hasta que empiece a tomar un poco de color. Sacamos y reservamos.
En ese mismo aceite pochamos las verduras con un poco de sal (ajo, cebolleta y pimiento) unos 10 minutos. Pasado este tiempo echamos el tomate y rehogamos unos minutos más. Cuanto mejor este echo el rehogado más sabroso estará.

Una vez echo el sofrito, incorporamos los fideos y los rehogamos bien, con esto conseguiremos que absorban todo el sabor. Echamos la carne, la copita de manzanilla, damos un hervor para que pierda todo el alcohol, el litro de caldo y una cucharadita de azafrán en polvo. Dejamos cocinar a fuego medio bajo unos 15 minutos con la tapa puesta. Rectificamos de sal si hace falta y por ultimo espolvoreamos un poco de perejil fresco picado.